Las empapadas en el Satélite de los 80´s

Un Sateluco nos comparte estas memorias del Satélite de los 80´s…

Recuerdo cuando éramos niños – hace alrededor de 32 años (espero que nadie diga “uuuuuuuhhhhh ya llovió”, jajaja) –  varios amigos (entre 7 y 10) nos salíamos a andar en bici y nos gustaba en especial cuando era temporada de lluvia, nos poníamos unas empapadas de aquellas.

En algunas ocasiones nos metíamos a Plaza Satélite en domingo (aclaro que era con las bicicletas) y armábamos una rebambaramba de aquellas que hasta los policías nos empezaban a perseguir y de esas veces no niego que en algunas agarraban a alguno y lo llevaban al estacionamiento y por solidaridad nos quedábamos con él, hasta que después de prometerles a los policías que no lo volveríamos a hacer y hacerles notar nuestro sincero arrepentimiento, nos dejaban ir y después de un tiempo corto regresábamos a lo mismo.

 

Era muy divertido ver a la gente que se asustaba porque nunca se imaginaban encontrarse con varios chamacos trepados en sus bicis y unos de ellos, que manejaban muy bien, se paseaban por adentro de plaza de “caballito”. También recuerdo cuando nos íbamos de excursión a las cuevas y ríos subterráneos que estaban frente al Cristóbal Colón, a veces nos íbamos en las bicicletas y a veces caminando, todos vivíamos en Satélite y era como ir fuera de la ciudad.

Hubo una vez que se cayó el cielo y el aguacero duró bastante tiempo, era tal cantidad de agua que la avenida que es de doble carril con camellón en medio, que va del WalMart Satélite a la Av. Gustavo Baz, se convirtió en un río cubriendo las banquetas.

 

75871_166532290032665_2513195_n

 

Las casas de esa avenida se inundaron y si no mal recuerdo la altura fue como de un metro; en ese entonces yo vivía en Pintores, y el Parque que está cerca de la casa se inundó totalmente. La calle se convirtió en una laguna y en la casa de mis papás nos entró el agua por el frente, esta casa tiene un desnivel de 3 escalones que dividen la sala del comedor y lo que se inundo fue el comedor, la cocina, el cuarto de servicio y el cuarto de lavado que están en la parte trasera. El agua salía a borbotones de la coladera y la altura que alcanzo fue de 30 cms. más o menos. Viendo el escenario completo a nosotros nos fue bastante bien, a la vecina del fondo no le fue igual, yo calculo que el agua rebaso el metro y medio porque su sala y comedor están en desnivel.

Varios amigos y yo fuimos a ayudarle para sacar algunos muebles a la calle, muchas casas como este caso les sucedió algo parecido.

Que yo tenga memoria, por esta lluvia el municipio o Colonos se dieron a la tarea de hacer el canal de depósito que hasta hoy está en este camellón. Por donde por cierto pasé hace poco y el agua estaba a tres cuartos de altura.

¡Que buenos recuerdos!

Jorge Andrade